DELICATESSEN LA ERMITA

Somos una empresa de alimentación innovadora y versátil que aporta al mercado tanto productos novedosos de indudable calidad como alimentos fieles a las recetas tradicionales.

Productos naturales, sin aditivos ni conservantes.

Con una filosofía: lo primero la calidad, y una máxima: sólo se mecaniza lo que no aporta un valor añadido al producto, aplicando el principio de inmejorable calidad al mejor precio.

La experiencia de más de 20 años a su servicio ofreciéndoles buena cocina en nuestros establecimientos de hostelería en San Pedro de Rudagüera y Puente San Miguel ha servido para crear Delicatessen La Ermita, SL. Empresa de alimentación que comercializa sus productos en toda España, así como en puntos de: Inglaterra, Francia, Portugal, Italia, Holanda, Alemania, Rusia...

Los hermanos Amparo, Cándido y Ramón Salmón García de los Salmones, propietarios de la empresa empezaron en San Pedro de Rudagüera donde sus padres adquirieron en los años 60 una tienda de ultramarinos. Esta tienda-taberna venía dando servicio desde finales del siglo XIX.

La construcción fue encargada por "jándalos" en 1826 y para la realización de las obras se aprovecharon las paredes de una antigua ermita, motivo de nuestro nombre: Delicatessen La Ermita.

En la fachada principal puede observarse una cruz, de ahí nuestro logotipo. En los años 80, esta antigua casona negocio se reformó sin tocar la estructura original y se convirtió en "La Ermita 1826": negocio de hostelería que viene dando servicio de alojamiento, bar y restaurante. (Les recomendamos una excursión a San Pedro de Rudagüera en tren (40 min. desde Santander) donde podrán disfrutar de una estupenda comida y de un entorno al lado del río Saja que merece la pena conocer).

Tras el éxito de este negocio, en los años 90, la familia adquirió una casa tipo colonial en Puente San Miguel (frente al ayuntamiento) y la llamó, siguiendo la tradición, "La Ermita 1883" (año de construcción del inmueble).

Este negocio da servicio de: alojamiento, restaurante, cafetería, menú del día y raciones. La llamativa buganvilla en una de las esquinas de la casa completa el logotipo de Delicatessen La Ermita.